• Programar un horario para conversar todos los días sin interrupción.

  • Encontrar un momento tranquilo y preguntar si se puede hablar.Tratar de evitar discusiones a la noche. A esa hora es muy probable que estemos cansados y quizá los mensajes no se transmitan con claridad.Ser claro sobre por qué quiere hablar. Dígale a su cónyuge o ser querido por qué están teniendo esta conversación y qué resultado espera de esta.

  • Use oraciones en primera persona ("yo"), por ejemplo:

    • "Sé que es difícil hablar de esto. Estoy listo para escuchar o hablar en cualquier momento".

    • "Siento que sería muy útil hablar sobre cómo va tu tratamiento hasta ahora y cómo lo estamos sobrellevando los dos. ¿Estarías dispuesto a hablar de eso conmigo en algún momento de esta semana?".

  • Evite las oraciones en segunda persona ("tú"), como "Tú siempre..." o "Tú nunca...".

  • Haga una lista de lo que quiere decir.

  • Practique de antemano lo que dirá.

  • Exprese sus sentimientos e intente comunicarse abiertamente.Hable desde el corazón.

  • Aclare lo que dijo el otro: "Corrígeme si entendí mal, pero escuché que dijiste...".

  • Explique el significado de lo que dijo si no lo escucharon correctamente.

  • Sepa que su ser querido tal vez no quiera escuchar lo que usted tiene para decir.

  • Permítale hablar a su ser querido. Escúchelo y trate de no interrumpir. La mejor forma de comunicarse es, a veces, simplemente escuchar. Al escuchar a sus seres queridos, les está demostrando que usted está allí para ellos.

  • No sienta que las cosas deben resolverse después de una sola charla.

  • No siempre tiene que decir: "Todo estará bien".

 

 

¿Cuáles son algunas de las estrategias

de comunicación efectivas?