Aprender a pensar como un administrador de cuidados

¿Alguna vez deseó poder tan solo levantar el teléfono y llamar a alguien que pudiera evaluar su situación como cuidador, ayudarlo a acceder a servicios y coordinar el cuidado de su ser querido? En los Estados Unidos, existen personas que brindan este tipo de servicios llamadas administradores de cuidados . En el Reino Unido, verá que el NHS (Servicio Nacional de Salud, por sus iniciales en inglés) le ha asignado un “Trabajador Clave”. ¿Cómo se les llama a los administradores de cuidados donde usted vive? [habrá un hipervínculo a un formulario de respuesta vía correo electrónico]

 

Los administradores de cuidados generalmente son enfermeros o trabajadores sociales cuyo trabajo es coordinar la atención; no brindarla directamente. Los administradores de cuidados se acercan a otras personas para encontrar las respuestas a las necesidades del cuidador.
 

Administradores de cuidados:

  • Recabar y coordinar información de los proveedores de atención médica.

  • Evaluar al paciente y al entorno domiciliario.

  • Investigar los recursos y servicios privados y públicos disponibles.

  • Comunicarse con todas las partes para mantener la información actualizada y los servicios adecuados y efectivos.

 

Si bien, probablemente, usted no sea un enfermero o trabajador social, igual puede aprender a pensar como un administrador de cuidados. Pensar como un administrador de cuidados puede simplificar un poco las cosas para usted y su paciente. ¿Cómo puede pensar como un administrador de cuidados? En primer lugar, haga una lista de los factores relativos a su vida como cuidador que incluya lo siguiente:
 

  • La capacidad de su paciente para desenvolverse de manera independiente, tanto física como cognitivamente.

  • El estado de salud de su paciente y la complejidad de sus cuidados.

  • ¿Hay dispositivos médicos en el hogar? ¿Los cuidadores de familiares están capacitados en cuanto a su uso y mantenimiento?

  • El entorno físico: ¿Es de fácil acceso? ¿Puede adaptarse a un costo razonable? ¿Puede satisfacer la necesidad de alimentación eléctrica ininterrumpida de los dispositivos médicos?

  • Sus otras responsabilidades en el trabajo, su hogar y en la comunidad.

  • Su propia salud y capacidades físicas.

  • Sus recursos financieros.

  • Documentos legales que le permitan tomar decisiones financieras y de atención médica.

  • La disponibilidad de los familiares y/o amigos para formar un red de contención que permita brindar cuidados.

 

Un administrador de cuidados revisará esta lista para ayudarlo a destacar los asuntos que necesitan ser tratados en primer lugar. Cuando piensa como un administrador de cuidados, usted también puede revisar sus responsabilidades y encontrar una solución. De esa manera, sabrá con mayor precisión en qué áreas requiere ayuda al buscar los recursos necesarios. Un pedido específico, como “Necesito ayuda con X”, siempre obtendrá mejores resultados que un grito general desesperado, como “¡Ayúdame!”.

 

Los cuidadores de familiares directamente brindan cuidados y la mayoría tienen dificultad para pedir ayuda. En ocasiones, el manejo de la atención que brinda requiere que usted salga de su zona de confort. Pero, si piensa como un administrador de cuidados y elabora un plan de gestión, tanto usted como su paciente se verán más beneficiados.